[Poemario] José María del Pozo Gainza

Padres Honrados

Viva el primero de enero.
Viva la Revolución.
Vivan aquellos que son
Excelentes compañeros.

Abajo los traidores
que en vez de brindarle un pan
se unen al alacrán
a ver quien pica primero.

El hombre que no es sincero
dice hoy sí y mañana o
pasado se le olvidó
y así pasa el año entero.

Quien no habla la verdad
cuando llega el momento
está lleno de maldad
y no tiene sentimiento.

En el mundo hay descontento
y es por tanta falsedad.
Pero así es la humanidad
Se ve que cambian los tiempos.

Lector quisiera poder
para pedirle al poderoso
que todos los mentirosos
se los entreguen a Lucifer.

 

La Flor Guantanamera

Uno, dos y tres
aplastando al enemigo.
El pueblo ha sido testigo
de lo que en su vida fue.

El pueblo guantanamero
se concentra en su dolor
porque ha perdido una flor
que vale más que el dinero.

Ya tú estás muerta Celeste.
Calmarme no lo consigo.
Aplastando al enemigo
papá Dios quiso tenerte.

Tú estás en la verdad.
Nosotros en la mentira
pero como el mundo gira
moverse es una realidad.

Que Dios te tenga en la gloria
cercada de angelitos.
Que aquí en tu pueblo bonito
te tenemos en la memoria.

Bloqueo

Volcán ardiente que destrozas los países.
Devoran los infelices y pagan los inocentes.

Pero Cuba nos enseñó a vivir con valor y
dignidad, pero nunca echar atrás
aunque haya que morir.

Debía de desistir el bloqueo mentecato,
porque aquí se alcanza un plato y un
pantalón de vestir.

También les vamos a decir
al que nos quiera engañar
que el bloqueo está muy mal y
muy pronto a de morir.

Morirá si no hay libreta y
cuando se aumente más plaza.
Pero si alguien nos emplaza
aquí hallará la respuesta.

Tenemos más escopetas y
una amplia agricultura y
para que a nadie le cause duda,
que a mi Cuba se respeta.

 

Alegría de los pueblos

Beni Moré gran cantor,
hombre de todos los tiempos
cantaste con sentimiento
a la vida, al amor.

Le cantaste a una flor,
a la bandera.
Como xx sin frontera
nadie lo hizo mejor.

Aquí se escucha el sonero
que nació en Santa Isabel.
Hoy le canta al astro rey,
a la luna y a los luceros.

Te fuiste para la gloria
pero todas tus canciones
están en nuestros corazones
para que siga la historia.

Todo tuyo

Cualquiera dice un piropo
sin estar enamorado.
Y después de lo logrado
bien se hace el chivo loco.

Es que mi sueldo es muy poco.
Llorarte yo te quiero.
Y el 14 de febrero no da
ni un agua de coco.

Como si fuera poco
merando para los calderos
con ansias con desespero
imagínate, es su esposo.

También se porta celoso
con los buenos compañeros.
Y en sus noches de desvelo
en su cuerpo no hay reposo.

A veces su compañera no come
un plato de comida,
porque lleva el alma herida.
Y algo que la desespera.

Ojalá que resurgiera
un 14 de febrero.
Con un amor verdadero
hacia nuestra compañera.

 

Unión de vecinos

En mi CDR no hay fallo.
Hay reuniones y caldosa.
Pero avísale a Rosa
que hay trabajo voluntario.

Avísale a Caridad,
a Josefa y a María.
Dile que es de parte mía
que no se me queden atrás.

Que no oigan la maldad
Ni la contrarevolución
Que un pueblo en Revolución
jamás nadie lo aplastará.

Pero no vaya ser que mañana
si hay cambio de televisor
creyéndose ser mejor
Vaya a matar una hermana.

Mi Martí

¡Qué falta me hace Martí,
el que luchó junto a Maceo!
Que lo busco y no lo veo.
Pero que va hacer de mí.

Si lo busco en el panteón,
no lo puedo encontrar,
porque está en el corazón
de cada centro escolar.

¿Está en la Sierra, en el mar,
estará en la canción, o estará
en el pulmón o en su silla de montar?

Nuestro autor intelectual
con los pobres de la tierra,
nos enseño a ganar la guerra
con el lápiz y el manual.

Todo hombre de moral
Lleva un lucero en la frente,
se define lo que siente
contra el águila imperial.

¡Qué falta me hace Martí,
yo no te puedo olvidar!

 

Chávez vive

Chávez quedó entre nosotros
y hasta en lo desconocido sin
comentario y sin ruido Capriles
se ha vuelto loco.

Chávez jamás va al olvido.
Pero pensamos en Fidel,
que ha sido el padre más
que la humanidad ha tenido.

El va entre los elegidos
Papá Dios lo está cuidando.
Aunque dejó un pueblo llorando
pesaroso y afligido.

Y por estar convencido que se
fue un hombre valiente
está ausente-presente
porque el pueblo está contigo.

Dejaste un pueblo engreído por
tu obra comandante, te has convertido
en un radiante jardín de los desvalidos.

El pasado cruel

Tenemos casa elegante
dentro de ella comida
y doctores que nos dan vida
recuerda cómo era antes.

Ya el dinero acabó el caminante
mal oliente y despreciado
descalzo y abandonado
pero recuerda cómo era antes.

Ya tú no ve un día ambulante
sin saber dónde va.
Se le atiende donde está
por orden del Comandante
pero recuerda cómo era antes.

Otros poemarios de adultos mayores

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>